El puente Cykelslangen

| September 26, 2014
UrsulaBachYY5A7156

Fotografía de Ursula Bach: El Cykelslagen es lo suficientemente amplio como para poder adelantar y también se puede andar al lado de sus hijos.

Historia de una vía elevada a favor del espacio urbano y el tráfico vulnerable

De Anne Garret, Movilidad y Espacio Urbano, Municipalidad de Copenhague

Nunca más con la bicicleta bajo el brazo
Muchos ciudadanos de Copenhague lo conocen. Uno va en bicicleta hacia el Centro Comercial Fisketorvet y quiere tomar un atajo sobre por el puente Bryggebroen hacia Islands Brygge para disfrutar por ejemplo el balneario Havnebadet. De repente termina el recorrido de la ciclovía y la bicicleta tiene que ser cargada por varias escaleras. Ciclistas y peatones tienen que compartir el limitado espacio escaleras abajo desde la entrada principal de Fisketorvet al muelle de Kalvebod Brygge. Hay 5,5 metros de bajada para llegar al muelle y hasta junio de este año la bajada por escalera con bicicleta bajo el brazo era una rutina diaria para unos 11-12.000 ciudadanos de Copenhague.

Ahora esto ha sido cambiado por la Municipalidad de Copenhague y la solución se ha convertido en una atracción. Contiguo a la bajada de la escalera se ha construido un puente para bicicletas de 235 metros de largo. Ha sido adecuadamente nombrado como Cykelslangen, que significa “ciclo-puente serpiente”, ya que se va retorciendo en su curso entre las fachadas de vidrios de los edificios del puerto a la altura de los segundos pisos. El puente está reservado para ciclistas y los peatones ya no tienen que pelearse el espacio con ellos en el muelle Havneholmen.

La superficie misma del puente es de color naranja, para gran regocijo de observadores y ciclistas. Es un revestimiento sintético al cual se le esparce arena de cuarzo teñida de color naranja, que le da fricción, para evitar resbalar por la cubierta y que le da a “la serpiente” una característica particular. Tiene 4 metros de ancho, lo cual hace posible tanto para ciclistas que van conversando y para los que quieran adelantar – incluso en curvas.

UrsulaBachYY5A7203

Fotografía de Ursula Bach: Con el puente Cykelslangen significa que los ciclistas que cruzan el puente Bryggebroen no necesitan más cargar la bicicleta por las escaleras en la entrada principal del Centro Comercial Fisketorvet. En su lugar, pueden disfrutar la vista del puerto desde cierta altura entre las fachadas de vidrios de los edificios de oficinas y los balnearios apartados de Fisketorvet.

Arquitectos con ambición
El puente Cykelslangen ha sido diseñado por la firma Dissing + Weitling Architects, que en su tiempo fueron responsables también del diseño del puente Bryggebroen. La conexión no fue originalmente pensada como un puente, sino más bien como una rampa sencilla para ciclistas. La firma Dissing + Weitling Architects sorprendió con su ambicioso diseño y ganó el premio Skup-Op en el año 2013 otorgado por la Municipalidad de Copenhague por su iniciativa de diseñar una solución mucho más allá de lo que originalmente se esperaba. Desde entonces el puente ha tenido un costo de 38 millones de coronas, de los cuales 6 millones han sido financiados con fondos estatales.

Luego de una fase de diseño, que se inició el 2010, comenzaron las obras de construcción a finales del 2012. En aquel entonces, el puente se esperaba debía estar terminado en el segundo semestre del 2013, pero el proyecto sufrió atrasos debido a problemas en la entrega de acero para los segmentos del puente y la rampa, cuyo transporte debía realizarse en barco desde Shanghai. Al final el puente Cykelslangen pudo alcanzar su inauguración el 28 de junio, donde el Alcalde encargado de la Comisión Técnico-medioambiental, Morten Kabell, llevó a los interesados a un paseo en bicicleta, donde hubo además oportunidad de bailar salsa, practicar cross fit y jugar a la búsqueda del tesoro en el centro Fisketorvet. Así surgió un espacio urbano completamente nuevo, ya que ahora el tráfico de bicicletas está siendo guiado por el puente Cykelslangen.

La mejor ciudad del mundo en ciclismo no tiene ningún eslabón perdido
El establecimiento del puente Cykelslangen es un paso dentro de los objetivos de la Municipalidad de Copenhague para lograr ser la mejor ciudad del mundo para el ciclismo. La red de ciclovías de Copenhague tiene que ser conexa, para que la bicicleta pueda ser una opción aún más fácil y rápida para los ciudadanos en sus viajes por la ciudad. Los eslabones perdidos en la red de ciclovías, por ejemplo, tienen que ser eliminados a través del establecimiento de nuevas rutas, puentes, túneles y atajos para bicicletas y hacer las intersecciones más seguras.

Se estima, que el puente Cykelslangen va a dar un ahorro en tiempo para los ciclistas por más de 5 millones de coronas por año, donde no están incluidos otros efectos positivos además del ahorro de tiempo. Adicionalmente se espera que el porcentaje de ciclistas va a aumentar debido a la apertura de esta obra. Eso significa que el puente como mínimo, se ha pagado en 8 años sólo considerando el factor tiempo.

Category: Newsletters in Spanish, September 2014 - Spanish

Comments are closed.