Una campaña que ayuda a los niños a acordarse de las luces

| December 14, 2010

Los cómputos en Dinamarca muestran que el número de ciclistas que circulan con luces ha aumentado en los últimos cinco años. No obstante, uno de cada seis sigue circulando sin luces, representando un peligro para sí mismo y para los demás. La campaña sobre el uso de luces y reflectantes, “LYS PÅ – med Ludvig” (CON LUCES – con Ludvig), de la Asociación Ciclista Danesa es un intento por cambiar esta situación.

Por Karen Skovhus Fausbøll, Asociación Ciclista Danesa y Sara Fritzner, empresa Reelight

La Asociación Ciclista Danesa es la artífice de una campaña anual sobre el uso de luces y reflectantes dirigida a los alumnos de 4° grado de primaria. Mediante juegos y aprendizaje, la campaña reitera la importancia de acordarse de las luces y de ser visible en la circulación. Esta campaña educa a una generación de ciclistas habituados a circular con luces, que no sólo se acordarán de usarlas, sino que también las colocarán correctamente en la bicicleta, cambiarán las pilas con regularidad y, en general, sabrán comprar las luces apropiadas. Este año participan más de 33.000 alumnos en la campaña, lo que equivale a cerca de la mitad de la promoción.

El universo de la campaña
La campaña cuenta con dos mascotas que son divertidas para los niños y permiten que se pongan en su piel. El conejo ciclista Ludvig, que lo sabe todo sobre luces, reflectantes, casco y las normas de tráfico. Por otra parte está el panda Poul, que no sabe nada. A Poul le encanta montar en bici, pero siempre se olvida de las luces y el casco. Por suerte, Ludvig le ayuda a circular de forma segura. De igual modo, la campaña pretende que los niños se ayuden los unos a los otros a no olvidarse de las luces, los reflectantes o el casco y todos sean como el conejo ciclista Ludvig.

El papel de los padres
Los padres desempeñan un papel importante en la campaña, puesto que tienen la responsabilidad de comprar a sus hijos las luces apropiadas y de montarlas correctamente en la bicicleta. Todos los alumnos que se acogen a la campaña reciben una postal para sus padres, en la que se indica dónde deben ir las luces y los reflectantes en la bici y se dan buenos consejos sobre el uso de luces. Además, la postal remite a la página web de la campaña, donde se pueden encontrar más consejos sobre el uso de luces, una guía sobre luces y, en general, más información para el consumidor.

Potencial educativo
Los maestros también desempeñan un papel importante en este aspecto, ya que se encargan de inscribir a la clase en la campaña y hacer de las luces y los reflectantes un tema de clase. Todas las clases participantes en la campaña reciben una caja con tareas y juegos para su uso en diferentes asignaturas. Con la ayuda de estas tareas, los maestros pueden instruir a los alumnos en ciencias naturales y luces a la vez usando las luces magnéticas para hablar de magnetismo. En la caja también hay dos juegos de luces diferentes para su uso en la enseñanza, adhesivos reflectantes para los alumnos, un póster para colgar en la clase y la postal para los padres.

La campaña también tiene una página web donde los niños pueden resolver adivinanzas, los maestros pueden buscar inspiración para la clase y los padres pueden encontrar buenos consejos e información sobre luces de bicicleta, la campaña etc. La página web es: www.lyspaa.dk. Los niños pueden ganar premios en varios concursos. Por ejemplo hay un concurso de dibujo cada año que es muy popular.

Colaboradores
El fabricante danés de luces Reelight contribuye a la campaña patrocinando un juego de luces magnéticas para la caja educativa. Un proyecto piloto de la municipalidad de Odense en colaboración con la Universidad de Aalborg ha demostrado que la tasa de accidentes se reduce en un 32 % cuando los ciclistas llevan luces magnéticas montadas en la bici que iluminan de día y de noche. Estas luces no funcionan con pilas, por lo que no hay que preocuparse de cuándo se agotan. Casi cada año, la Asociación Ciclista Danesa realiza un cómputo de luces en bicicletas, y las cifras hablan por sí solas: cada vez hay más ciclistas que se acuerdan de llevar luces. Esta evolución se debe, por una parte, a que muchos ciclistas han comprado las nuevas luces magnéticas y los dinamos de buje que ya vienen montados en la bici, y, por la otra, al buen resultado de campañas como ésta.

Share Button

Tags:

Category: December 2010, Newsletters in Spanish

Comments are closed.

SpainGerman