Calles recreativas

| December 14, 2010

La ciudad puede favorecer la salud y estimular la práctica de ejercicio físico de sus habitantes, pero también puede propiciar la aparición de enfermedades como consecuencia de la contaminación acústica y atmosférica. ¡En el municipio de Odense nos hemos decidido por la primera opción!

Por Connie Juel Clausen, Municipalidad de Odense

Hasta hace sólo unos años, por “legegade” (literalmente, calles recreativas) se entendía un tipo de calle residencial especificada en la ley de tráfico danesa que debía cumplir unos rígidos requisitos físicos. En la actualidad, este concepto está cambiando rápidamente, y numerosas ciudades se esmeran por integrar la planificación urbanística y la del tráfico a fin de ser más dinámicas, cohesionadas y de dar cabida a sus habitantes.
La ciudad puede favorecer la salud y estimular la práctica de ejercicio físico de sus habitantes, pero también puede propiciar la aparición de enfermedades como consecuencia de la contaminación acústica y atmosférica. ¡En el municipio de Odense nos hemos decidido por la primera opción!

Cada vez más personas eluden las formas de actividad física organizada y prefieren, en su lugar, practicar ejercicio con más libertad, integrándolo en su día a día. Queremos hacer ejercicio en nuestro tiempo libre y, preferentemente, justo antes o después del trabajo. Es decir que las necesidades ciudadanas que han de satisfacer los espacios urbanos están cambiando rápidamente.

Con la visión de ”jugar es vivir”, se han creado 3 sugestivos espacios urbanos en la localidad danesa de Odense a lo largo del 2010. Se trata de calles que estimulan el juego y el movimiento, abiertas a peatones y ciclistas y con acceso restringido para coches.

La calle Roars
Con el proyecto de la Calle Roars se inauguró la primera “calle recreativa” de Odense. La Calle Roars está situada junto a una vieja escuela municipal. Por una parte, había bastantes problemas de tráfico por la mañana, ya que muchos padres entraban por la calle sin salida para dejar a sus hijos y se creaba un caos circulatorio y, por otra parte, la escuela no podía ofrecer buenas condiciones para los alumnos en el recreo, puesto que la zona de patio era muy reducida.
Además de limitar el tráfico matinal alrededor de la escuela, la nueva calle recreativa ha proporcionado a los niños mejores oportunidades para desenvolverse físicamente y participar en juegos inspiradores. En la calle recreativa hay círculos, rectángulos, una tabla con muchos colores y un juego de dardos, lo que en su conjunto debe contribuir a estimular el movimiento y el aprendizaje activo.

Calle Carl Baggers
La Calle Carl Baggers está situada en un barrio residencial de Odense, en el que se ha creado una “isla de juegos”. Si bien los proyectos de este tipo prescriben una reducción significativa de la velocidad, con lo que la calle tiene un efecto reductor de velocidad, el proyecto no ha surgido con la idea de promover el uso de la bicicleta. Aunque es obvio que las zonas pacificadas invitan a jugar, también en bici.

Calle Vestergade
Esta calle se diferencia de las otras dos porque anteriormente era una calle para autobuses/bicicletas, y desde hace tiempo existía un deseo político por convertirla en una calle peatonal. En un estudio sobre la vida urbana se estimó, no obstante, que en este tramo probablemente había demasiado pocos viandantes para crear una nueva calle peatonal, a la vez que se planteaban dificultades para que el gran número de ciclistas pudiera cruzar la ciudad de otra manera. Por eso se decidió crear un tramo de espacio compartido (shared space), donde se prevé que los ciclistas serán el elemento que insuflará vida a la calle.
Ha sido necesario habilitar un resalto para reducir la velocidad de los ciclistas, y la calle no se ha aceptado como espacio compartido hasta que no se ha incluido inventario urbano como el ping-pong. No es la mejor ruta para los ciclistas desde el punto de vista de la accesibilidad, pero, en cuanto a las experiencias que ofrece, es una de las mejores rutas ciclistas de Odense.

Juegos en bici en Odense
En general, en Odense se otorga prioridad a la bicicleta. Ahora mismo se está planificando la habilitación de un espacio de juegos en bici en el centro de la ciudad. Esta iniciativa se basa en el libro ”20 Cykellege” (20 juegos en bici) publicado por la Asociación Ciclista Danesa y que ofrece la posibilidad a los niños de practicar sus habilidades ciclistas, como frenar, ir en bici con una mano etc. Por último, Odense ha inaugurado la primera calle de juegos con robots, aunque en este caso las bicis no están permitidas, así que ésta es otra historia.

Share Button

Tags:

Category: December 2010, Newsletters in Spanish

Comments are closed.

SpainGerman