El carril bici aparece automáticamente al ir en bicicleta

| November 15, 2010

¿Qué lleva a los daneses a ir tanto en bicicleta?
Una característica fundamental es que los ciclistas experimentan numerosas ventajas en sus desplazamientos diarios. Las ciudades son sencillamente más accesibles en bicicleta que en cualquier otro medio de transporte, y casi todo el mundo goza de una movilidad autónoma desde la infancia y hasta la vejez. Cabe la posibilidad de realizar muchos encargos por el camino, detenerse y hablar con los demás sin dificultades. No es necesario llevar a los niños a la escuela o a las actividades de ocio, puesto que pueden desplazarse solos. Los daneses van en bicicleta independientemente de su edad y sus ingresos.

El placer de ir en bicicleta en el día a día tiene su origen en la red de malla fina de carriles bici que se ha establecido con el tiempo y de otras formas de prioridad para bicicletas. Todo es fácil de usar y no hace falta buscar el carril bici. Aparece automáticamente cuando uno va en bicicleta.
Quizás el trayecto empiece en un barrio residencial poco transitado, donde bicicletas y coches a poca velocidad se reparten la calle. El trayecto prosigue por un paseo con tiendas y, entonces, aparece un carril bici, que aporta comodidad y seguridad para continuar el recorrido. Puede tomarse un atajo por una calle, que es de una sola dirección para coches pero bidireccional para bicicletas. En el siguiente cruce de semáforos importante, los ciclistas tienen entre 5 y 6 segundos en verde antes de que se permita el paso a los automovilistas, de modo que los ciclistas pueden atravesar el cruce rápidamente y sin comprometer su seguridad.

Ventajas del modelo danés

Los carriles bici son parte de un sistema fácil de entender y de usar, que permite a la municipalidad añadir más carriles o alargar los ya existentes cuando surge la necesidad. El típico carril bici está situado en un mismo lugar del perfil de la vía de cada calle: primero está la acera con su bordillo; después, el carril bici con su propio bordillo. A continuación, están los coches aparcados y, después, el tráfico en circulación. Ésta es la fórmula de los ”Copenhagen style cycle tracks” (carriles bici al estilo de Copenhague), que en los últimos años han servido de inspiración a los carriles bici de Nueva York y de Melbourne, Australia.

Los carriles bici separados de la calzada por un bordillo transmiten una mayor seguridad a los ciclistas, que se sienten invitados a usarlos. Varios estudios sobre este tipo de carriles bici en Copenhague realizados por Trafitec (1) desde los años 70 y hasta después del cambio de milenio muestran que ”cada vez que la municipalidad ha habilitado un carril bici separado de la calzada por un bordillo, el número de ciclistas urbanos (2) aumenta entre un 18 y un 20%, mientras que el número de coches se reduce entre un 9 y un 10%. El establecimiento de carriles bici marcados con una línea blanca sobre el asfalto pero situados en el mismo lugar que los carriles separados de la calzada por un bordillo, no incide en el número de coches y sólo provoca un aumento del número de ciclistas de entre un 5 y un 7%.

La invitación a usar más la bicicleta se comunica a los ciclistas mediante las numerosas ventajas concretas que obtienen en la circulación… En los últimos casi 10 años, el número de ciclistas en Copenhague se ha prácticamente duplicado, mientras que el número de accidentes graves se ha reducido a la mitad. No sorprende que los residentes de la ciudad estén contentos de sus carriles bici….¡y que estos carriles sirvan de inspiración al resto del mundo!

Lars Gemzøe, arquitecto, Gehl Architects, Copenhague

Nota 1: ”Effekten af Cykelstier og cykelbaner” página 3, Søren Underlien Jensen Oct. 2006, Trafitec, Forskerparken Scion-DTU.
Nota 2: Este número creciente incluye tanto a ciclistas como a ciclomotoristas. Los ciclomotores con una velocidad máxima de 30km/h deben circular por el carril bici en Dinamarca, pero representan un número extremadamente bajo de la composición del tráfico ciclista en Copenhague.

Share Button

Tags: ,

Category: Newsletters in Spanish, November 2010

Comments are closed.

SpainGerman